Ilán Lieberman

Foto Real – FrontGround

2013

Presentado en FrontGround/Galería Manolo Rivero, Mérida, Yucatán.
Noviembre 2013 – febrero 2014

 

Todo es un sueño
video monocanal
3’45”
2013

 

Seeing is Believing
En colaboración con Rafael Ortega
video monocanal
4’07”
2013


El desafío de la realidad

Es claro que la ética no se puede expresar.
La ética es trascendental.
(Ética y estética son lo mismo).

Ludwig Wittgenstein

La sociedad contemporánea escribe buena parte de su realidad a través de los mecanismos eléctricos y electrónicos. De hecho, el debate social y político, que antes se daba en el papel y la plaza, se ha transportado casi por completo a esta virtualidad. En consecuencia, la vida diaria se construye bajo esta condición.

Foto real, de Ilán Lieberman, se atreve a retar a este nuevo mundo en el que todos participamos y construimos cotidianamente. Como tal, revela los modelos de figuración del Individuo, el Estado y la Sociedad; y la manera de construirse como proposición de cada uno para establecerse y circular.

Así, en la exuberante repetición gráfica de un par de modelos individuales, vemos cómo los sujetos se representan a sí mismos, ofreciéndose como verdaderos. También vemos, en una video instalación de materiales contrastantes, cómo la sociedad ha aceptado convivir con los extremos que día a día le ofrece el conjunto de los grandes medios de comunicación.

En otra proyección, vemos lo que siempre hemos sospechado: el Estado también se nutre del espectáculo y hace suyo la estrategia del sensacionalismo. Y en medio de estas piezas, una Mona Lisa, minuciosamente dibujada a tinta, funge como puente formal y conceptual; nadie mejor que ella, figura histórica, para entrar y salir de esta realidad contemporánea.

Foto real re-figura, si esta palabra es posible, las figuraciones con las que participamos en dicha realidad. Advierte que tal mundo no es con certeza el mundo que nos haría más trascendentes. Por ello, esta re-figuración apela al desafío de la realidad de hoy: volver a ser capaz de impresionarnos. Porque de otro modo, la figura del mundo no contendrá el sentido real, la potencia del ser.

Marco Díaz Güemez